CéspedMás.es

El césped es una de las opciones preferidas de la mayoría de las personas cuando planean dar un toque de estilo al espacio exterior de su hogar. Se puede elegir entre dos tipos: cesped natural, y artificial.

Artificial vs. Natural

Si quieres un césped en tu casa, tienes dos opciones: césped natural o césped artificial. ¿Cuál es la mejor? Bueno, eso depende de factores prácticos como los costes iniciales y continuos y la cantidad de mantenimiento necesario, así como de las preferencias personales de estética y sostenibilidad. El césped artificial puede hacer todo lo que hace el césped natural (a menudo mejor), y puede hacer muchas cosas que el césped natural no puede hacer. Te enseñamos en nuestra guía las principales consideraciones.

Cortacésped

Cortacésped

Eléctricos, gasolina o manuales

Ver productos
Césped artificial barato

Césped artificial

Ofertas de césped sintético

Ver productos
Césped semillas

Césped semillas

Variedad de césped natural

Ver productos
Césped Kikuyu

Césped kikuyu

Pennisetum clandestinum

Ver productos

Costes y mantemimiento

En el caso del césped natural, puedes plantar semillas o, con un gasto mucho mayor, colocar el césped en tepes. Después, tienes gastos continuos para mantener el césped: equipos como los cortacésped y suministros para perfilar, deshierbar, abonar y resembrar. 

Instalar césped artificial cuesta bastante más que un césped sembrado o de tepes. Sin embargo, los gastos de mantenimiento son escasos o nulos a lo largo de la vida del césped. Con ese ahorro, el césped se amortiza en relativamente poco tiempo. El césped durará mucho más que ese periodo de amortización, y el ahorro nunca caducará.

Principales cuidados

Una de las mayores diferencias entre el césped artificial y el natural es el nivel de cuidados. El césped natural requiere varias horas de trabajo a la semana para mantener su mejor aspecto. Si te descuidas, tu césped anunciará rápidamente esa falta de atención.

El césped artificial, en cambio, sólo requiere un mantenimiento mínimo. Aclarar el césped de vez en cuando para eliminar el polvo y los posibles olores de los excrementos de las mascotas. Cepillar o rastrillar las hojas las mantiene erguidas y esponjosas, incluso en zonas de mucho tráfico. Y, por supuesto, querrás recoger, rastrillar o soplar las hojas caídas u otros desechos orgánicos que caigan sobre el césped. Eso es todo, año tras año.

Uso del agua

Ningún propietario, en ningún lugar, quiere una factura de agua elevada. Por desgracia, con el césped natural no hay forma de evitarlo. Dependiendo de la variedad y de su resistencia, un césped de 250 metros cuadrados consumirá unos 500.000 litros de agua al año. En cualquier parte, ese derroche de agua es impensable, aparte del coste, piensa en lo poco sostenible que resulta para el medio ambiente.

En cambio, un césped artificial del doble de ese tamaño no necesitará nada de agua. Si los animales domésticos utilizan el césped como zona para hacer sus necesidades, la única agua que se necesitará regularmente será la suficiente para enjuagar la zona con una manguera.

Estética

Las variedades modernas de césped artificial son tan realistas que puede ser difícil distinguirlas de las reales. Pero hay una diferencia importante en cuanto a la estética. El césped sintético siempre tiene un aspecto perfecto... la misma altura, color y textura, sin importar la estación, el tiempo o el desgaste.

Eso no se puede decir del césped natural. Las variaciones de luz y humedad, los problemas estacionales, los problemas de las mascotas y el desgaste general pueden hacer que el césped tenga un aspecto moteado en lugar de un verde intenso, o incluso amarillo o muerto en algunos puntos. Además, la hierba crece. La única forma de mantener la altura deseada y uniforme es con el corte constante.

¿Cuál es tu preferencia?

Tanto el césped natural como el artificial son opciones viables para el césped residencial. Es tu jardín, así que deberás sopesar los pros y los contras de cada uno para determinar la opción más adecuada para ti. ¿Cuánto tiempo y dinero quieres invertir en tu césped, a lo largo del tiempo? ¿Cómo vas a utilizar el césped? ¿Tienes niños y/o mascotas? ¿Cuánto tiempo piensas mantener tu casa?