Césped artificial

Césped artificial

En muchas ocasiones, el lugar, el clima o la escasez de tiempo no te permiten tener cesped terraza natural. En estos casos, lo ideal es recurrir al artificial, que está especialmente diseñado para imitar al natural, tanto en el tacto como en el aspecto. Está fabricado con fibras sintéticas de polipropileno o polietileno. Hace años, el césped natural solamente se colocaba en el suelo, en la actualidad se puede poner en paredes o en estancias interiores. Según el lugar dónde se coloque tendremos que elegir el tipo funcional o el decorativo. Si se va a poner el cesped terraza o jardín a la intemperie, la mejor opción es el césped funcional. El decorativo es mejor para terrazas o balcones exteriores con techado.

El superventas

En stock
Cofan Césped Artificial (7 mm) Rollo 1 Ancho X 5 Largo MTS.
Cofan Césped Artificial (7 mm) Rollo 1 Ancho X 5 Largo MTS.
  • Tipo de producto: césped artificial con altura de 7 mm
  • Tamaño: rollo de 1 x 5 m
  • Adecuado para colocar de base y alrededor de las piscinas, terrazas y jardines
  • Fácil de instalar

El más valorado por los usuarios

En stock
Rollo Césped de 7mm 2x2,5 Metros
Rollo Césped de 7mm 2x2,5 Metros
  • Césped muy suave y fino, ideal para niños, no raspa, tacto de cesped natural, moqueta fina de calidad
  • Para colocar de base y alrededor de las piscinas, terrazas y jardines.
  • Fácil de instalar sin necesidad de ninguna herramienta.
  • Cuenta con un sistema de drenaje automático, no encharca.
  • Fabricado con materiales ecológicos y no tóxicos

Nuestra selección:

Como colocar césped artificial

¿Te has decidido a poner césped? ¿Quieres colocarlo tú mismo? Te vamos a contar detalladamente cómo hacerlo sobre una superficie de tierra o hierba.

Organización

Para comenzar el trabajo, te será de gran ayuda si realizas un pequeño plano en donde dibujes la superficie exacta en la que colocarás el césped, trazando los objetos o elementos que lo delimiten. De esta manera, sabrás exactamente por dónde y cómo empezar.

Materiales

  • Un cúter
  • Una regla
  • Malla anti-hierbas
  • Martillo y clavos
  • Arena de sílice
  • Banda autoadhesiva
  • Un cepillo de cerdas duras
  • Herbicida

Paso 1: Preparación del terreno

El primer paso es preparar el terreno. Arranca todas las malas hierbas, para que te sea más fácil utiliza un corta cesped, corta hierba, o simplemente un azadón. Seguidamente, rocía el terreno con un herbicida para evitar que las malas hierbas crezcan de nuevo una vez colocado el césped. Riega la superficie y pasa un rodillo para dejar el terreno estable y compacto.

Paso 2: Colocación de la malla anti-hierbas

La malla-antihierbas ayuda con el drenaje, por ello es muy importante ponerla. Extiende la malla y asegúrala al terreno con clavos, hazlo cada metro. En los bordes realiza un doblez en la malla. Se recomienda montar entre sí, las tiras de malla.

Paso 3: Planificación antes de colocar

Llegados a este punto, el siguiente paso es, después de medir bien el espacio, planear la disposición de los cortes. Extiende los rollos de césped sobre la malla anti-hierbas, fíjate bien que las fibras estén todas en la misma dirección para evitar desastres y chapuzas. Antes de unir las piezas, sanea los bordes cortando un nudo a cada lado, eliminarás todas las imperfecciones y las juntas te quedarán perfectas. Coloca las piezas, deja un margen de entre 0,1 y 0,5 cm de separación. Peina la unión, para verificar que ha quedado invisible y no se ven las uniones de las piezas. Para recortar las zonas de los obstáculos en el césped, marca con el cúter cada 30 cm. Mide antes de recortar las zonas, para que estén en el lugar exacto.

Paso 4: Montaje

Extiende la banda autoadhesiva sobre las juntas de las piezas. Dobla una de las piezas de césped sobre sí misma y retira el protector de la tira adhesiva. Coloca el césped sobre la banda y repite la misma operación con la otra tira. Repasa la junta apartando el pelo que se puede haber quedado adherido en la banda. Si sigues nuestros pasos, no se notarán las separaciones entre las tiras. Clava la superficie del césped cada metro, insiste en los bordes y las juntas de unión.

Paso 5: Retoques finales

Esparce arena de sílice por toda la superficie, pasa el cepillo de cerdas duras, a contrapelo. Este paso no es obligatorio, ahora bien, la arena de sílice da una sensación de confort, el césped no se calienta y el pelo se mantiene erguido.

Paso 6: Mantenimiento

  1. Cepilla el césped periódicamente con un cepillo de cerdas duras o un cepillo eléctrico. A contrapelo y recolocando la arena de sílice.
  2. Riega cada mes o dos meses.
  3. Cambia o repón la arena de sílice cuando veas que ha disminuido la cantidad, se ha acumulado en un solo sitio o se ha desplazado.

Ventajas del césped artificial

Este tipo de césped ofrece muchas ventajas:

Mantenimiento mínimo

Es muy fácil de limpiar y mantener, por lo que no tendrás que invertir tiempo en su cuidado. No se riega, ni se abona, ni hay que usar el corta cesped.

Ahorro de agua

Necesita muy poca agua. Notarás el ahorro en tus facturas. Además, en la mayoría de las ocasiones, es reciclable o reutilizable.

Apto para cualquier clima

Es resistente a los rayos UV, a las heladas, a la lluvia, el cloro y al agua del mar. Se mantiene siempre verde.

Colocación en cualquier superficie

Se puede instalar en cualquier tipo de suelo; tierra, baldosa, hormigón… En superficies naturales, habrá que acondicionar el terreno.

Otras ventajas:

  • Antialérgico
  • Apto para animales
  • Ignífugo
  • Máxima durabilidad
  • No produce quemaduras por abrasión
  • Compatible con mascotas